El dinero y tu hijos. ¿Cómo enseñarles sobre el?

¿Cómo enseñar a los niños sobre el dinero?

El dinero y los hijos es un tema muy importante. Desde pequeños nos enseñan que debemos comer las frutas para ser sanos de grandes, que debemos cepillarnos los dientes para no tener caries, que debemos ir a la escuela y luego a la universidad y así ser adultos responsables.

Pero nunca se habla de que una vez grandes el dinero se vuelve parte de nuestras vidas y de que manera que este impacta en la sociedad, produciendo tantos sentimientos diferentes en las personas.

Los niños no saben que es ser rico y que es ser pobre y creo que eso es una gran ventaja a la hora de enseñarles de que se trata el dinero, para que ellos puedan tener una relación saludable con respecto a este.

De esta manera ellos podran prepararse para tomar buenas decisiones en cuanto al dinero una vez que sean grandes.

¿Qué enseñarles?

  1. Los errores son tus mejores amigos.

Para muchos cometer errores es lo peor que les podría pasar, pero en la vida lo mejor que nos puede pasar es entender que cuando decidimos aprender de los errores nos hacemos mas sabios. Hoy en día la gente que fracasa en el ámbito financiero no es la que no comete errores si no los que no aprenden de ellos. Siguen el mismo patrón que los llevo al fracaso una y otra vez. Y al final tan solo terminan culpando a alguien mas de su desventura. Así que cuando tu hijo cometa un error no lo recrimines enséñale a sacar una buena lección de el para que no caiga una y otra vez en el mismo error.

2. La dinámica del dinero.

También podríamos decirle el valor del dinero. Por ejemplo si salen a pasear y sabes que tu hijo te pedirá que le compres algo. Ve esto de antemano, y dile mira esta vez te daré xx$ y con esto debes arreglarte. El hecho de que el niño pueda sentir la experiencia de que debe administrar ese dinero y elegir cuidadosamente en que va gastar le dará otra visión frente este a comparación de los niños que piden y se les da o a los que se les dice que no hay dinero.

En muchos hogares los niños crecen pensando que no hay dinero, que en el mundo falta dinero y no es así, en realidad el dinero son mas que billetes, el dinero puede ser cualquier cosa que tu quieras. Todo depende de como aprendas.

3.Enseñar a no trabajar por dinero.

Cuando tenia 11 años tenia tantas ganas de ir a un campamento pero mis papas no tenían todo el dinero que se necesitaba para ir, mi deseo era tan grande que hice carteles a mis vecinos con propaganda de que lavaba autos. Por las tardes nos reuníamos con unas amigas y hacíamos pochoclos (pipocas) con jugo y salíamos a vender por todas las cuadras de alrededor. Yo no quería dinero, quería ir de campamento. Ahora que crecí tampoco quiero dinero, quiero ser libre del dinero,  la libertad financiera. Y eso es lo importante no el dinero, el dinero es un medio que bien administrado te dará muchas gratificaciones.

4. Gratificación lejana.

Como vimos en el punto anterior los hijos cuando son pequeños no quieren dinero ellos quieren juguetes, ropa, ir de campamento, etc. Encaminar a que puedan ganarse esos deseos que ellos tienen es indispensable para que se sepan que si ellos trabajan por lo que quieren podrán obtenerlo. ¿Cómo entra la gratificación lejana en todo esto?, en explicarles que hay cosas por las cuales si uno espera un poco mas la recompensa puede ser mucho mas grande. Esto no solo los ayudará a administrar bien el dinero si no también su tiempo, estarán mas capacitados para afrontar la frustración y podrán entender que hay cosas que necesitan su tiempo para ser logradas por lo tanto a la hora de emprender el desanimo no sera un obstáculo ya que sabrán seguir por que su gratificación o sueño los espera al final.

5. No porque te guste sera fácil lograr tu sueño. Hay que trabajar duro.

Recuerdo que a partir de los 12 años me empezó a interesar mas la ropa o querer salir con mis amigos y poder tomarme un helado al salir del colegio con ellos. Mis padres muy rara vez nos daban dinero de recreo, en la clase yo ocultaba la manzana que me habían colocado en la mochila. Así que empece a pedirles dinero y mi madre encontró una manera muy interesante para hacernos ganar ese dinero, ella nos pagaba por leer libros, dependiendo el tamaño del libro dependía el dinero que nos daba. Los libros que compraba eran muy divertiros, también muy interesantes así que para nosotros ganar ese dinero era un placer. Pero aunque era un placer con un libro no alcanzaba para la remera que a mi me encantaba así que me tenia que leer unos 3 o 4 por mes.

6. Una clase de administración.

Decir a los hijos como deben separar el dinero es fundamental no es darle por dar. Hacer una planilla divertida es una gran opción. En ella pondrán escribir que un 10% sera para de acá a dos meses ir a ese parque que tanto le gusta y poder comprar un helado del mas grande. Esta clase de administración debe estar ligada al punto anterior creando en ellos el habito de ahorrar con gratificaciones lejanas ya que es uno de los puntos mas importantes a la hora de lograr la libertad financiera.

7. Dar.

Todo lo que uno da vuelve. Y con el dinero pasa lo mismo. En la misma división en la planilla de administración podemos colocar otro 10% que sera para ayudar a alguien que lo necesite. Este habito no solo los hará sentir que ellos también pueden aportar si no que los resguardará de la avaricia.

8. Enseñar a invertir.

Poder hacer entender a los niños la importancia de la inversión sera de valor incalculable. Los niños deberán elegir que quieren hacer con el porcentaje que les reste de sus ahorros. Si gastarlos en el momento o esperar un poco mas eh invertirlos.

Recuerdo que mi hermano había ganado unos cuantos pesos leyendo y los tenia bien guardados, así que cuando quería unos pesos iba y le rogaba que por favor prestará, le decía que le daría 5 pesos mas cuando se lo devolviera o que a demás de devolverle lo que me prestara con los intereses limpiaría su parte de la casa toda la semana, si, si el era el banco que invertía conmigo.

9. El dinero no vale por lo que es físicamente sino por el camino por el cual transita.

Si todo el camino es solo gastos vale poco, si la mayoría del camino es inversión vale mucho. Hoy en día muchos no pueden ver esto se aferran al papel como si valiera demasiado no se dan cuenta que el valor del dinero no tiene nada que ver con el billete sino con las ideas creativas que podemos tener, con como invertimos nuestro tiempo, como invertimos nuestro intelecto, así que es hora de alentar a tus hijos a que cada día aprendan algo nuevo, a que lo mas importante, lo mas valioso que tenemos es el tiempo y lo que hacemos con el, podemos desperdiciarlo o aprender.

Para terminar te recuerdo que la mejor manera de enseñar a los hijos es a través de el ejemplo.

Te espero en mis redes sociales, UN ABRAZO.

FanPage en Facebook: Lavidamismabyliz

Instragram: Lavidamismabyliz

Continua aprendiendo.




0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *